Customer Service. Monday - Friday: from 10:00h to 18:00h
+34 615 44 27 50 | info@blanblin.com
Por favor seleccione una página para

Un día muy especial

Un día muy especial
16 junio, 2018 blanblin

UN DÍA MUY ESPECIAL

El día de la “primera comunión” es un día importante en sus vidas, lleno de significado y momentos especiales. Un día para recordar y para compartirlo con familia y amigos. Pero sobretodo es “su día”.

Cuando este año empecé a pensar en la comunión de mi hija, tenía claro que lo importante de ese día era que lo viviera junto a sus compañeros y catequistas en su colegio porque ahí y sólo ahí estaba el significado.  Pero una vez celebrada la comunión del cole queríamos compartir ese momento con la familia y amigos y quitarle sobriedad haciendo una fiesta infantil divertida y bonita que ella recordase siempre. Como vivimos en el campo, queríamos poder disfrutarlo y que los niños pudieran jugar y correr al aire libre así que la idea estaba clara: “Una fiesta infantil campestre”.

Al estar en el campo, las flores y sus colores tenían que tener mucho protagonismo, y por eso decoramos con flor natural las mesas y los rincones más especiales y llenamos de color cada detalle.

Como queríamos que fuera algo informal y “fresco”, hicimos un cocktail desenfadado utilizando mesas tocineras interminables donde poder sentarte a compartir charla entre amigos. A los niños les encantó la idea de “comer-jugar” y cambiar de compañía cada vez que se sentaban porque les resultaba muy divertido, así que fue todo un acierto.

Mención especial se merece la mesa de postres, pues todas las tartas y dulces eran caseros. Es una suerte tener una cuñada y una suegra con tanto talento para la repostería, porque además de estar buenísimos, los dulces hechos en casa tienen una belleza que los comprados no tienen. Y si no, juzgar por vosotros mismos…

 

Siempre he pensado que lo que espera cualquier niño el día de su comunión no es la comida, ni los regalos, ni siquiera piden que les haga buen tiempo, lo único que quieren es difrutar a tope, exprimir cada minuto, correr, saltar, jugar, gritar y vivirlo intensamente. Para el vestido de comunión había buscado en distintas marcas, pero sin éxito alguno. Quería un vestido más actual, nada cursi, con un corte favorecedor y sin perder la idea de que es una niña, y no una mini-novia; y así nació la colección de comuniones de BlanBlin. Una pequeña colección de vestidos diseñados teniendo en cuenta estos valores y para niñas de hoy; de líneas sencillas y sobrias, tejidos nobles y puntillas de Valencien, y en los que la diferenciación está en su simplicidad y en los pequeños detalles como los lazos de seda y los bordados de dibujos míos que había guardado para una ocasión especial. Blanca eligió su preferido: el vestido de lazo de seda rosa pálido y con puntilla en la manga.

Sin duda fue un día bonito, divertido, infantil y sobretodo MUY ESPECIAL. Gracias a todo el equipo de mujeres emprendedoras y creativas que lo hizo posible interpretando nuestras ideas a la perfección.

  • Fotografía: Silvia @manopla.estudio
  • Decoración: Ana @spaciozurga
  • Flores y columpio de flores: Diana @lovinglavanda
  • Papelería: Mamen @bag.design
  • Globos: Carol @themilkshakeroom
  • Espacio: @fincalasmargas

Comments (0)

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*